S?bado, 02 de junio de 2007

Ahora


Ahora estamos aqu? los dos maduros.
Sol y espiga, redonda la certeza.
Estamos con los pies de piedra,
continuando la carne de la tierra,
y la tierra se termina en nosotros.
Ahora estamos
con el tiempo a todo color, y a todo viento
nuestra ensanchada voz,
y nuestros brazos rodear?an el mundo
si quisieran;
estamos en el centro, t? y yo.
Hay un tropel de horas,
y los frustrados sue?os desbarrancan;
somos de piedra y es de piedra Dios.
Por nuestro pulm?n respira el universo
y por nuestro latido golpea
la existencia entera.
Toma el sol, sof?calo en tus brazos,
el sol quema.
Toma tu acero
y corta en pedazos los gajos de la tierra,
la tierra ya est? vieja, se deshace;
s?lo estamos
t? y yo.
En nosotros la senda, y en nosotros el paso,
el o?do y la voz.
B?same ahora,
la madurez golpea en el minuto
una rayita apenas,
un parpadeo,
o
no seremos nada,
si evapora la gota de tiempo que nos queda.
B?same ahora
que estamos verticales al cielo
enfilando el impulso al infinito,
el trigo
lanza rayos al sol,
y el sol madura,
comeremos pan de fuego.
Es la hora del zumo,
del zumo suelto, sin forma y sin encierro,
del libre zumo,
de la saliva dulce de la tierra.
Apoya tu cabeza sobre las nubes,
y lanza al aire tu grito
y destroza
la indescifrable pulpa de las cosas,
y arroja tu semilla por el mundo
y af?rmate en el centro
de la rueda del tiempo que nos gira.
Una figura como un soplo,
y una voz peque?a,
palpita en la envoltura
de tu beso
.



Matilde Alba Swann (Argentina) Salmo al Retorno 1956


POEMA ENVIADO POR RICARDO CREIMER

Tags: Matilde Alba Swann

Publicado por gala2 @ 12:54  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios