Mi?rcoles, 13 de junio de 2007
DON DE LA EBRIEDAD



Siempre la claridad viene del cielo;
es un don: no se halla entre las cosas
sino muy por encima, y las ocupa
haciendo de ello vida y labor propias.
As? amanece el d?a; as? la noche
cierra el gran aposento de sus sombras.

Y esto es un don. ?Qui?n hace menos creados
cada vez a los seres? ?Qu? alta b?veda
los contiene en su amor? ?si ya nos llega
y es pronto a?n, ya llega a la redonda
a la manera de los vuelos tuyos
y se cierne, y se aleja y, a?n remota,
nada hay tan claro como sus impulsos!

Oh, claridad sedienta de una forma,
de una materia para deslumbrarla
quem?ndose a s? misma al cumplir su obra.
Como yo, como todo lo que espera.
Si t? la luz te la has llevado toda,
?c?mo voy a esperar nada del alba?

Y, sin embargo -esto es un don-, mi boca
espera, y mi alma espera, y t? me esperas,
ebria persecuci?n, claridad sola
mortal como el abrazo de las hoces,
pero abrazo hasta el fin que nunca afloja.





Claudio Rodr?guez naci? en Zamora en 1934. Antes de cumplir los veinte a?os, en 1953, obtuvo el premio ?Adonais?, al que siguieron luego el premio ?Nacional de la Cr?tica?, el ?Nacional de Literatura? el de ?Letras de Castilla y Le?n?, el ?Premio Nacional de Poes?a?, el ?Pr?ncipe Asturias de las Letras?, y el ?Reina Sof?a Iberoamericana?.En 1987 fue elegido miembro de n?mero de la Real Academia Espa?ola de la Lengua para ocupar el sill?n I, sustituyendo a Gerardo Diego. Fue nombrado Hijo Predilecto de la Ciudad de Zamora en 1989, Falleci? en Madrid en 1999... Claudio segu?a escribiendo...

Tags: Claudio Rodriguez

Publicado por gala2 @ 17:22  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios