Martes, 20 de febrero de 2007
HOMBRE Y MUJER


hacia el mar encamina sus deseos amargos,
abriendo un eco d?bil que vive lentamente.

Luis Cernuda


La legendaria marea de esas manos
que luchan desde siempre entre espinas;
dos realidades id?nticas, dos
sue?os que aproxima un espejo curvo.

Y nuestros nombres, una desgraciada
historia de cicatrices, un duelo
a lo largo de un t?nel: tiempo informe
en que al fin se ignoran los combatientes.

C?mo sembraremos el coraz?n
hacia ese pulso que nos ha acercado,
de nuevo, en un trozo de tu ser,

en un trozo de ser -?Dios!, y en el m?o.
De qu? manera persistir? un solo
momento de nuestra Alma reunida.




(Del poemario COSAS QUE QUEDARON EN LA SOMBRA, Nausica?, colecci?n "La rosa profunda", 2006. p. 63)
Publicado por gala2 @ 6:58  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nombre
Martes, 24 de noviembre de 2009 | 12:23
Tiene su alma un curioso misterio
la paz de su poes?a
la habladur?a plat?nica
en su intento de perfeccionar el alma
es as?
querida hermen?utica

Fdo: Un curioso alumno suyo